Polémica por los ruidos molestos en Claromecó

Pedidos por el camino de cintura y ruidos molestos – Claromecó
31/01/2011
Desalojan a 400 personas de dos fiestas clandestinas – (SANTIAGO)
04/02/2011

06/01/2011| – Polémica por los ruidos molestos en Claromecó

Personal de Inspección General y de la Estación de Policía de Claromecó clausuró en la madrugada de ayer El Munich, La Barra Disco y Bella Teresa. «Se superaban los decibeles permitidos», argumentó Pablo Abraham. Hubo duras críticas de los propietarios de los locales. Calificaron la medida como «exagerada» y cuestionaron el criterio aplicado. Aseguraron que la ordenanza sobre el tema es inaplicable. Anoche reabrieron sus puertas

Durante la madrugada de ayer agentes de la Dirección de Inspección General de la Municipalidad de Tres Arroyos y efectivos de la Estación Policial de Claromecó realizaron diversos operativos en pubs y boliches bailables de la localidad, en el marco de los cuales se procedió a la clausura provisoria de tres locales nocturnos: La Barra Disco, El Munich y Bella Teresa, en todos los casos por incumplimiento de la ordenanza vinculada con los ruidos molestos.

En diálogo con LA VOZ DEL PUEBLO, el secretario municipal de Seguridad, Pablo Abraham, quien también tiene bajo su ámbito la Dirección de Inspección General, informó que los procedimientos se concretaron entre las 2 y las 4 de la madrugada de ayer en cinco locales de esparcimiento nocturno de Claromecó.

«De los cinco locales inspeccionados, tres fueron clausurados, debido a que la potencia de la música superaba los decibeles permitidos por la normativa vigente», afirmó.

Al respecto, expresó que «los locales clausurados fueron El Munich, La Barra Disco y Bella Teresa» y añadió que «en los tres casos se constató una violación de las ordenanzas 5282/04 y 5838/08, vinculadas con los ruidos molestos«.

El funcionario aclaró que «las clausuras son provisorias» y al respecto añadió que «nosotros ya giramos todas las actuaciones a la Justicia de Faltas de Tres Arroyos, que ahora deberá determinar si levanta o extiende la medida y si corresponde aplicar alguna multa económica a los boliches infractores».

Abraham destacó que los operativos se desarrollaron en el marco del control de la nocturnidad que lleva adelante el municipio local.

En este sentido, adelantó que continuarán los operativos para constatar el cumplimiento de la normativa que prohíbe la venta de bebidas alcohólicas a menores de edad, así como la permanencia simultánea de mayores y menores en los locales de esparcimiento nocturno.

Informó que también fueron inspeccionados durante la madrugada de ayer los locales Sinatra y La Barra Playa. En ambos casos se constató que la potencia de la música no superaba los decibeles permitidos, por lo que no hubo ningún tipo de sanción a estos locales, según informó Abraham.

Finalmente, comentó que en los próximos días se realizarán operativos similares en Reta y Orense, para controlar la nocturnidad en todas las playas del distrito de Tres Arroyos.

Malestar

Los propietarios y encargados de los pubs y boliches clausurados en Claromecó manifestaron su descontento y su malestar por la medida dispuesta por el municipio, a la que calificaron de «injusta».

Uno de los propietarios de El Munich, Mariano Mascioli, manifestó que «la clausura es muy injusta» y consideró que «la hicieron para darle el gusto a una vecina que se quejó por ruidos molestos».

«El tema se ha politizado, dado que esta vecina que realizó la denuncia es la madre de una concejala», remarcó Mascioli, quien expresó que «la actual ordenanza de ruidos molestos es imposible de aplicar».

Indicó que «la medida es exagerada» y fustigó que «ya me hicieron dos actas de oficio, sin concurrir al boliche».

En tanto, José Luis «Oso» Suárez, encargado de La Barra Disco, puntualizó que «la medida es un disparate» y añadió que «siempre se le pega a las discos».

Consideró que «la ordenanza sobre ruidos molestos es inaplicable y demuestra el desconocimiento del tema que tienen quienes la votaron».

Explicó que La Barra Disco, que está ubicada en el mismo edificio donde funcionaba el boliche Monkey, nunca recibió denuncias de vecinos por ruidos molestos.

«Usamos los mismos equipos de sonido desde hace 15 años y no ponemos música en el patio, por lo que no entiendo esta medida», completó.

A su vez, María del Valle Mulder, propietaria del pub Bella Teresa, ubicado en la esquina de 28 y 7, expresó que «hace tres años que funciona el negocio y nunca tuve ningún problema con los vecinos. Jamás me llegó una denuncia por ruidos molestos».

Consideró que la medida dispuesta por la Dirección de Inspección General «no tiene ningún criterio» y expresó que «voy a abrir igual el local, porque no me pueden impedir trabajar».

Finalmente, recordó que tiempo atrás «había colocado un cactus en la vereda del local y me lo hicieron sacar, argumentando que era peligroso».

Abiertos

Anoche los locales nocturnos afectados con esta medida retomaron sus actividades en forma habitual. La clausura había sido interrumpida en El Munich, según informó su propietario, y también al parecer ocurrió lo propio con los otros dos lugares, que abrieron sus instalaciones para recibir a turistas y vecinos de Claromecó. Así finalizó un día con opiniones encontradas y la nocturnidad como eje de una discusión pública.

Fuente: www.lavozdelpueblo.com.ar
Link: Ver Nota

2 Comments

  1. […] Remarcó que “nosotros apuntamos a eliminar los ruidos molestos, que no sólo se perciben en l… […]

  2. […] Como hace un año atrás, la situación de un sector de Claromecó por ruidos molestos derivados del… […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿LE INTERESA ESTA LECTURA?

¿LE INTERESA ESTA LECTURA?

¡Reciba GRATIS nuestros boletines de Peritajes Edilicios, Arquitectura Legal y Acústica Legal por email!

Desde ahora forma parte de nuestra comunidad ¡Bienvenido!